Nunca podemos juzgar la vida de los demás, porque sólo cada persona
conoce su propio dolor y renuncia. Una cosa es sentir que estás en el 
camino correcto, y otra es pensar que tu camino es el único.
3 Vistas Totales 1 Vistas Hoy

Comentarios

comentarios