No te enojes, te lo voy a explicar, la culpa fue del mantel
que se me engachó en la pata y se rompió.
¿Lo entiendes?
¡Anda entiendelo!

Comentarios

comentarios

No te enojes, 0 / 5 (0 votos)