Vegetación, cascadas, especies exóticas, yacimientos arqueológicos, aguas cristalinas e innovación. Así podría definirse a Mato Grosso, estado del centro-oeste de Brasil, considerado uno de los lugares del planeta con más riqueza natural, al contar con el 10% de la selva Amazónica.



Comentarios

comentarios