Yo tuve que morir un par de veces para aprender

a valorar la vida, y cuando hablo de morir no hablo de

dejar de existir.

Hay situaciones que matan tu espíritu y mueres

aunque estés respirando.

Hay gente que sin querer o queriendo a veces

te mata con sus acciones…

 

 

Comentarios

comentarios